Lo que hacemos

Enmarcado en la filosofía del Desarrollo Humano Integral, en Cáritas contamos con más de una veintena de programas que sirven a niños, madres solteras, deambulantes, extranjeros, adultos mayores y víctimas de maltrato, entre otros. Brindamos, además asistencia y apoyo que se activan durante situaciones de emergencia como huracanes, terremotos y pandemias, y que se concentran en las necesidades inmediatas que surjan a raíz del tipo de desastre.

Trabajamos para que todas las personas, sin importar su religión, origen, raza y género, puedan lograr un crecimiento personal, familiar y comunitario, promoviendo los valores de dignidad, justicia y solidaridad. Vemos más allá de su condición actual, con la meta de apoyar a todos nuestros participantes a lograr su máximo potencial, más allá de simplemente otorgarle una dádiva o resolver su situación/necesidad inmediata.

Porque transformando al individuo transformamos a Puerto Rico y nuestro futuro

Nuestros servicios y programas, enfocados en el Desarrollo Humano Integral, incluyen:


  • Manejo de casos
  • Servicios de ayuda de emergencia a familias
  • Capacitación en finanzas y desarrollo empresarial
  • Entrenamiento y apoyo para la incubación de microempresas
  • Ayuda para enfermedades catastróficas
  • Apoyo a desempleados
  • Servicios legales gratuitos
  • Apoyo psicológico
  • Servicios de apoyo a la educación
  • Programa de alimentos para familias de escasos recursos
  • Programa de comidas preparadas
  • Respuesta a emergencias y desastres naturales en Puerto Rico
  • Apoyo a emergencias y desastres fuera de Puerto Rico
  • Centro de Servicios Integrados para Personas de Edad Avanzada Nuestra Señora de Lourdes
  • Ayuda a personas encamadas
  • Ayuda al deambulante
  • Cáritas Parroquiales
  • Cáritas Colegiales
  • Campaña de desarrollo humano y comunitario
  • Talleres de oficios
  • Talleres formativos en desarrollo personal
  • Apoyo espiritual
  • Asistencia en cualquier situación que surja, y requiera nuestra atención y apoyo

Para más información sobre estos programas y cómo podemos ayudarte en Cáritas a alcanzar todo tu potencial de manera integral, puedes comunicarte o dejar mensaje en el 787-300-4953 de lunes a viernes en horarios laborables.

Ante los retos de distanciamiento social que nos ha impuesto el coronavirus, estamos realizando nuestras labores virtualmente, con el mismo fervor y compromiso.

¿Cómo solventamos nuestros
programas/servicios?

Como entidad sin fines de lucro, autorizada por el Departamento de Estado y Hacienda de Puerto Rico, así como a nivel federal como entidad exenta, dependemos de donativos a nivel personal, estatal, federal, corporativo y legislativos, así como actividades de recaudación de fondos, para poder mantener nuestros programas operantes y servir a las 100,000 de personas que impactamos anualmente como parte de los programas regulares (para el 2020 más de un millón de personas impactadas ante eventos extraordinarios/emergencias) y más de $17 millones que canalizamos sólo en el 2020.

Todas estas fuentes de ingreso son utilizadas responsable y transparentemente para garantizar que cada centavo sea maximizado, atendiendo las necesidades más apremiantes del momento y que varían de acuerdo con los participantes, así como de las eventualidades a las que se enfrente el país.

Esa transparencia es evidenciada al recibir una puntuación de 100% en auditorías externas y monitorías de los diferentes programas, como el de Alimentos y Albergue de Emergencia, la Oficina del Procurador de las Personas de Edad Avanzada, Fondos Unidos de PR y de auditores independientes.

Tu donativo puede ayudarnos a darle continuidad a nuestra labor caritativa en todo Puerto Rico y, además, es deducible de la planilla de contribución sobre ingresos.

Testimonios

Nos sirve de empuje e inspiración las historias de participantes que, gracias a nuestra asistencia o consejería han cambiado sus vidas, resuelto su situación inmediata y encontrado una mano amiga para asistirles en tiempos de necesidad. Compartimos citas de algunos de esos participantes cuyas vidas fueron transformadas gracias a nuestros servicios y la contribución de miles de donantes que mantienen funcional nuestro ministerio de caridad.

  • Dios bendiga nuestros voluntarios, héroes anóminos que hacen la diferencia en nuestro país con amor y generosidad. Bajo situaciones tan complicadas como las vividas desde que comenzó la Pandemia, ya hemos repartido más de 200,000 cajas de alimentos, gracias a cientos de ángeles de la caridad en muchos municipios en toda la isla, deseosos de ayudar y consolar al más sufrido. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!
    Cáritas Puerto Rico
  • Agradecemos al equipo de trabajo y voluntarios de de Cáritas de PR, que a pesar de que nuestras oficinas han tenido que estar cerradas por razón de seguridad ante el riesgo de contagio del COVID, todo el personal y voluntariado que laboran con nosotros se ha mantenido trabajando desde sus hogares virtualmente con labores administrativas y de contabilidad, atendiendo llamadas, brindando apoyo en Manejo de Casos y en Desarrollo Humano Integral, al igual que nuestra ayuda de parte de nuestro Centro de Lourdes y Auxiliares en el Hogar, que no han dejado a nuestros envejecientes en ningún momento sólos. Ha sido una labor difícil, realizar todo este trabajo ante las dificultades que han venido por la pandemia, pero Dios nos ha dado la fortaleza para seguir adelante, para ayudar a nuestra gente lo más que podemos, ya que esa es nuestra vocación e identidad: ser el rostro vivo del amor de Cristo. Muchas Bendiciones
    Edda Albino
  • Keila llegó a nosotros PR muy triste y confundida ya que se encontraba sin hogar, y dormía en las calles o donde pudiera debido a unas circunstancias muy difíciles que estaba viviendo. Le brindamos apoyo ante su situación. Hoy día está estable y tiene su propio hogar. Gracias al apoyo brindado por Cáritas y por los lectores del Periódico Católico El Visitante, Keila ha recibido ayudas para equipar su nuevo hogar, y participa de un proceso de Desarrollo Humano Integral donde se le brinda estabilidad y seguridad en sí misma para salir adelante y no dejar que las circunstancias difíciles de la vida le hundan.
    Keila
  • Angel Hernández siendo una persona sin hogar llegó a Cáritas de Puerto Rico hace unos años y nosotros le ayudamos a tener su propio hogar. Una semana después del huracán María llegó Ángel a nuestras oficinas con una bolsita donde se ponen las sombrillas, con muchos billetes enrolladitos para un total de $215.00 y nos dijo que como él supo lo que era estar en la calle quería donar todo lo que recolectó reciclando latas para aquellos que no tenían nada tras el huracán pues él más que nadie sabía lo que se siente. Han pasado ya casi 2 años del huracán y todos los meses llega don Ángel con su donativo como lo hizo hoy. Ese hermoso testimonio de bondad y desprendimiento nos muestra que hay esperanza en nuestro Puerto Rico, que hay mucha gente buena con gran corazón. Le damos gracias a Dios por regalarnos este Ángel que nos muestra el verdadero sentido de la Caridad.
    Angel Hernández
  • Es una bendición bien grande ser parte de la red de caridad más grande del mundo, pues estamos presentes de inmediato en cada momento de necesidad en cualquier parte del planeta ayudando y brindando amor, como ha sido el caso de Cáritas Líbano que ha estado ayudando a muchas familias afectadas tras la explosión en Beirut. Gloria a Dios.
    Cáritas Puerto Rico
 

Para apoyar nuestros programas e iniciativas

DONA AQUÍ

Recuerda que tu donativo es deducible de la planilla de contribución sobre ingresos.