En Cáritas de PR seguimos ayudando a las comunidades en necesidad. El pasado 19 de abril tuvimos una Clínica de Manejo de Casos en Morovis ayudando a cientos de familias que aún siguen sufriendo tras el paso del huracán María. Se les brindó vales de alimentos, agua y suministros, servicios médicos gratuitos con medicinas, ayuda legal y apoyo psicológico con la ayuda del grupo Anímate de ASSMCA, el Hospicio La Milagrosa y Catholic Charities NY. Agradecemos al grupo de Cáritas Parroquial San Pablo Apóstol y a su párroco Padre Lisímaco por todo el apoyo y ayuda para organizar y hacer posible esta actividad junto al personal de Cáritas de PR.

Damos gracias al Señor por el privilegio de servir y ser signo de su amor para con aquellos más necesitados y sufridos.