Estuvimos junto al Arzobispo de San Juan Monseñor Roberto González, la parroquia San Pedro Apóstol, Ediciones SM, MAPFRE de PR y voluntarios de Cáritas, en el barrio Campanilla de Toa Baja, el cual fue severamente afectado tras el paso del huracán. En la capilla Santa Teresita del Niño Jesús de dicho barrio se repartió más de 150 compras y 300 galones de agua a familias en necesidad y se proveyó ayuda médica de parte del Dr. Natalio Izquierdo.

NOS SENTIMOS MUY FELICES DE SERVIR EN MEDIO DE TANTA NECESIDAD